Science for a better life
Inicio / Cinco preguntas sobre Transformación Digital /

Soluciones - Sub menu

Novedades - Sub menu

Cinco preguntas sobre Transformación Digital

13.08.2019

Cinco preguntas sobre Transformación Digital

Los avances de la tecnología impulsados por internet, dispositivos móviles y apps forman parte no solo de nuestro día a día, sino también del agronegocio. En la búsqueda de obtener mejores resultados y de forma sostenible, el sector vive la transformación digital y cuenta con el apoyo de softwares, sistemas, sensores, drones y aplicaciones para ampliar la producción de alimentos. En el mundo, ya somos más de 4 mil millones de usuarios de internet, siendo 438 millones solo en América Latina. Evandro Siqueira, Head de Digital & Customer Solutions para América Latina de la división Crop Science de Bayer, nos comparte un panorama sobre los impactos de esta revolución tecnológica.

Después de todo, ¿qué es esa tal transformación digital?
Evandro – La población está creciendo. Y por esto, necesitamos preservar los recursos naturales, ¡porque sin ellos no se puede hacer agricultura! Para superar ese desafío, las empresas están desarrollando innovaciones en la producción de alimentos que aseguren la productividad de forma sostenible. Por eso, los agricultores buscan la tecnología en sus procesos para potenciar los resultados del campo. Este nuevo comportamiento con el uso de las tecnologías de forma integrada es lo que llamamos Transformación Digital y, en el caso de la agricultura, existen otros nombres como «agricultura 4.0» y «agricultura moderna».

Aquí, en América Latina, ¿cómo ha impactado esto en la forma de hacer agricultura?
Gracias a la Internet de las Cosas (IoT), por ejemplo, los agricultores se están basando en tecnologías móviles para adelantarse a los cambios climáticos, identificar plagas y enfermedades en los cultivos y recopilar una serie de otros datos que impactan la producción en el campo. Por otra parte, softwares de última generación como el Climate FieldView presentan datos y alertas accesibles vía smartphone, tablet o computadora para que el productor pueda, en cualquier momento, seguir las informaciones relacionadas a la producción agrícola y tomar decisiones de manera más ágil. Los drones ya sobrevuelan las plantaciones generando imágenes aéreas para fines de monitoreo, análisis agronómicos, conteo de animales y aplicación de los agroquímicos.

¿Cuál es la relación que existe entre sostenibilidad y transformación digital?
La agricultura es una actividad sostenible. Y la digitalización es una gran aliada en esto. Una premisa para la agricultura en los tiempos actuales pasa por la sostenibilidad. Sabemos que los recursos naturales están cada vez más escasos y de la mayor concientización de nuestra sociedad con relación a la conservación del medio ambiente. Por eso, el sector se está desarrollando para, por un lado aumentar la producción y, por otro, garantizar prácticas sostenibles en el campo, incluso en línea con exigencias de órganos reguladores y certificaciones internacionales.
En Bayer tenemos el compromiso de difundir conocimiento con agricultores de toda la región por medio de capacitaciones destinadas a las buenas prácticas, que van desde informaciones relacionadas a la parte técnica, comercial y de marketing. Muchas de nuestras capacitaciones, incluso, se hacen de forma digital, por medio de la plataforma BayG.A.P., lo que ya estimula al productor a entrar en la realidad de la tecnología. Entendemos que cuanto más acceso a la información tengan los agricultores, mejor capacitados estarán para aplicar en sus campos prácticas sostenibles de manejo agrícola.
Para difundir este conocimiento, tenemos en Argentina, por ejemplo, desde 2017 un programa llamado Yo Aplico Responsablemente. Los resultados de 2018 fueron muy positivos y mostraron el correcto depósito de los agroquímicos utilizados en el campo en 100 % de los depósitos, según los requisitos de seguridad de la Cámara de Salud Agropecuaria y Fertilizantes de Argentina (CASAFE). En Ecuador, otro programa «El banano más sano del mundo» estimula a los productores a trabajar con productos biológicos en el cultivo de la fruta y el resultado se refleja en el medio ambiente con una reducción hasta de 30 % de la carga química gracias al control integrado de la enfermedad de la Sigatoka Negra, que ataca ese tipo de cultivo. Iniciativas como estas muestran que la tecnología llegó para ayudar al sector a producir más, en sintonía con el medio ambiente y con las demandas de nuestra sociedad.

Existe una nueva generación asumiendo los negocios agrícolas. ¿Podemos hablar de un nuevo perfil del agricultor en América Latina?
Para seguir este proceso de modernización del sector está surgiendo un nuevo perfil de profesional del campo, cada vez más joven y familiarizado con la tecnología.
Estudios apuntan que, en la Unión Europea, por ejemplo, aproximadamente el 8 % de los agricultores tienen menos de 35 años. En América Latina, Argentina sigue esta tendencia: 45 % de los agricultores tienen menos de 44 años. Por otra parte, 65 % de ellos actúan con máquinas equipadas con instrumentos digitales y más del 51 % utilizan los datos para la toma de decisión. En Brasil, desde 2013 para acá, el productor también es cada vez más joven con un promedio de 46,5 años y cerca del 61 % de ellos ya cuentan con dispositivos conectados a internet para trabajar.
Esto sin hablar del crecimiento de los Millenials que, representan 32 % de la población mundial y tienen un perfil muy tecnológico y conectado. En América Latina, 78 % de ellos poseen un Smartphone, y están gran parte de su tiempo conectados a internet. Para incentivar el interés y la participación de estos jóvenes en la agricultura, Bayer promueve cada dos años el Youth Ag Summit, conferencia global que reúne a jóvenes líderes de todo el mundo para debatir soluciones destinadas a la seguridad alimentaria y a la producción agrícola. En la próxima edición, a realizarse en Brasil, reuniremos a 100 Millenials de 45 países que pensaron juntos en soluciones para el combate al hambre y a la sostenibilidad de la agricultura.

¿Cuál es la recomendación que le daría a alguien que quiera vivir esta transformación digital?
Creo que todos nosotros ya formamos parte, de alguna u otra forma, de esta revolución digital. Vivimos conectados en redes y cada vez más familiarizados con los recursos digitales, ya sea en nuestra vida personal o en nuestro trabajo. Una recomendación es siempre estar abiertos e interesados por la tecnología. Pensando en la agricultura, veo que los productores deben incorporar cada vez más innovación en sus procesos. Para ayudarlos en esto, nuestro papel es incentivarlos a aplicar estas herramientas por medio de conocimiento y mejores prácticas. La revolución digital en el campo ya es una realidad y nuestra industria está preparada para apoyar a los agricultores para sacar el máximo provecho de ella.