Science for a better life
Inicio / Campaña fina: Bayer, con la solución más completa para trigo y cebada /

Soluciones - Sub menu

Novedades - Sub menu

Campaña fina: Bayer, con la solución más completa para trigo y cebada

21.05.2020

Campaña fina: Bayer, con la solución más completa para trigo y cebada

Se viene la siembra de los cereales de invierno y, ya desde el barbecho, la empresa ofrece los herbicidas más eficientes. Luego, curasemillas, para control de patógenos. Y, finalmente, los fungicidas foliares, para asegurar el rinde. El especialista Federico Bonamico te cuenta todos los detalles.

Ya se viene con todo la campaña de cereales de invierno y vale la pena estar lo mejor preparado posible para cuidar a sus protagonistas: el trigo y la cebada. En ese camino, Bayer CropScience tiene una paleta bien completa de productos, que van desde el control malezas durante el barbecho hasta los fungicidas foliares, pasando por los productos para la protección de la semilla.

Federico Bonamico, responsable del portfolio integrado de protección de cultivos para cereales de invierno de Bayer, nos cuenta que la campaña de trigo comienza con muy buenas perspectivas, ya que su precio fue el menos afectado por el Covid-19, al estar directamente relacionado a la alimentación. Por otro lado, hay un escenario alcista por el cierre de fronteras en países relevantes para la producción, sumado a las buenas condiciones de humedad en el perfil del suelo.

El especialista agregó que en gran parte de las zonas productivas, el doble cultivo trigo/soja tiene el mejor margen, sumado a las ventajas de control de malezas, el “aire financiero” que aporta en diciembre/enero y la posibilidad que brinda el hecho de diversificar el riesgo invirtiendo en dos cultivos.

Con eso en mente, recomienda cuidar los lotes y los cultivos desde el inicio, atendiendo la mayor complejidad que el problema de malezas representa para los de grano fino, que implica más especies resistentes en cada zona, como también la expansión de las resistencias a nuevas regiones.   

“Actualmente, la gravedad del problema de las malezas invernales está generando que se refuerce la aplicación de herbicidas tradicionales con productos más concentrados, como nuestro Latium Super”, introdujo Bonamico.

“Es un graminicida sistémico, cuyo principio activo es el Cletodim,  para el control en barbecho de malezas gramíneas anuales y perennes que debe aplicarse, al menos, treinta días antes de la siembra de trigo y cebada”, agrega. Puntualmente, está formulado como un concentrado emulsionable que provoca una rápida detención del crecimiento de las malezas. 

Pero, ante la fuerte expansión de las malezas gramíneas en todas las zonas del país, el especialista sostiene que en algunos casos puede ser necesaria la acción complementaria, integral y selectiva de otro herbicida de Bayer: Hussar Plus.

“Es un activo de la familia de las sulfonilureas, que brinda la oportunidad de ampliar el control sobre malezas de hoja ancha y gramíneas”, especificó. Dijo también que se trata de una molécula ALS que se puede aplicar en post emergencia temprana hasta el fin del macollaje del trigo y la cebada, cuyo momento óptimo de aplicación es un estadio de malezas entre 2 y 4 hojas.

Pero mientras el productor enfrenta este desafío, también debe planificar otros aspectos del manejo integrado de la sanidad, como son las enfermedades fúngicas.

Con la expectativa de alcanzar elevados rendimientos, siempre es recomendable realizar un análisis patogénico de la semilla que determine un diagnóstico de la carga del inóculo de enfermedades. Esto evitará, por un lado, llevar nuevos patógenos al lote y, por otro, definir una estrategia de manejo integrado de enfermedades desde un inicio.

Para disminuir la presión temprana de los patógenos, ya desde la semilla, Bayer cuenta con Scenic, un fungicida de eficacia indiscutible sobre un amplio grupo de enfermedades, como carbones, tizón y manchas.

“En Scenic el productor encuentra acción fungicida eficaz, destacada por tres ingredientes activos -triazol, triazolintion y estrobilurina-”, precisa Bonamico.

Y agrega que este producto “ofrece selectividad de control y una  destacable sinergia entre sus activos, lo que asegura una mayor velocidad de emergencia del cultivo, como también la promoción de su crecimiento”.

Además, dentro de este grupo de productos para semilla, Bayer cuenta con la alta tecnología de Chúcaro, un activo que agrega la seguridad insecticida a la fungicida, a través de un neonicotinoide incorporado en la fórmula.

Pero está claro que, en el tratamiento de la semilla, el procedimiento de curado es clave. “Es fundamental que la semilla, en primer lugar, se encuentre limpia y, en segundo lugar, conseguir un curado uniforme, garantizando la cantidad necesaria de producto en la misma. Por supuesto que los tratamientos profesionales, bien regulados, ayudan a asegurar esto”, dijo Bonamico.

En el plano de manejo de enfermedades, el especialista destaca la complementariedad que existe entre las tecnologías de la compañía. 

“Para el control complejo que actualmente nos exigen las enfermedades foliares de trigo y cebada, que muestran patógenos muy agresivos, Bayer cuenta con Cripton, una mezcla de un triazolintion (Prothioconazole) más una estrobirulina (Trifloxistrobin) de alta tecnología”, detalló.

Y agregó que se trata de un producto “banda verde”, que representa un valor agronómico diferencial, respecto a los fungicidas del mercado, y un activo ambiental, en el marco de una agricultura sustentable, y social, en el cuidado por las comunidades rurales.

La calidad de este producto viene siendo comprobada cada vez más, arrancando desde la zona tradicional triguera, el sudeste bonaerense, también en el sudoeste, y hacia el norte de la región productiva argentina, justamente debido a la eficacia que ha demostrado en detener el avance de las enfermedades.

Bonamico también hizo una referencia especial a Cripton Xpro, que agrega un tercer activo, que es la carboxamida (Bixafen).

 “Al productor le contamos que Cripton Xpro, además de poseer la ventaja de que la acción de la carboxamida amplifica el control, también ofrece mayor período de protección. Esto es importante por la variabilidad en la presión de ataque que están mostrando los patógenos”, afirmó Bonamico.

Y agregó que, además, “muchos expertos recomiendan este activo, según la problemática de cada zona. Para el control de manchas foliares hacia el norte de la región triguera y las royas hacia el sur”, destaca.

La experiencia recogida por la compañía muestra que el calendario de aplicaciones puede incluir Cripton para reducir el inóculo inicial de la enfermedad, seguido por un refuerzo de Cripton Xpro, para proteger sanitariamente a las hojas que rodean a la espiga.

Si es necesaria una tercera aplicación, se puede hacer con Nativo, otro fungicida (mezcla de triazol y estrobirulina), más destacado por su acción curativa. 

Con todas estas alternativas, queda claro que Bayer tiene una paleta de soluciones integrales completa y de punta a punto en todo el ciclo. Porque al rinde, está claro, hay que cuidarlo en cada momento.