Science for a better life
Inicio / Agricultura digital, presente y futuro del sector /

Soluciones - Sub menu

Novedades - Sub menu

Agricultura digital, presente y futuro del sector

24.10.2019

Agricultura digital, presente y futuro del sector

Drones sobrevolando campos sembrados, tractores autónomos guiados por GPS, sensores en los suelos recopilando datos en tiempo real, chats en vivo con especialistas, productores interactuando con aplicaciones para smartphones en medio de los lotes. Aunque todavía sorprenda a algunos, este es el panorama que ya se vive en muchos establecimientos agropecuarios, una realidad que con el correr de los años irá haciéndose todavía más habitual y cotidiana.

La revolución tecnológica ha modificado los modelos de negocio tradicionales de casi todas las industrias, y el sector agrícola no es una de las excepciones. Todo lo contrario. Un mundo que demanda cada vez más alimentos usando las mismas porciones de tierra y menor cantidad de recursos naturales, ha encontrado en la agricultura digital a uno de sus mayores aliados.

En Bayer sabemos que la eficiencia es la clave para alcanzar nuestros objetivos de rendimiento, sustentabilidad y cuidado del medio ambiente. Por eso confiamos en las tecnologías digitales que nos permiten avanzar hacia prácticas agrícolas más precisas, en las que los recursos se usan de forma eficiente. En el caso de la protección de cultivos, por ejemplo, los sistemas modernos obtienen datos de campo en tiempo real y pueden recomendar a los productores qué productos utilizar en determinado metro cuadrado de campo, usando menos ingredientes activos. Este tipo de acciones, además de reducir costos y contribuir con la economía de los productores, ayudan a proteger el medio ambiente.

El reciente lanzamiento en Argentina de Field View representa un hito en la historia de la agricultura local. Este sistema desarrollado por The Climate Corporation, líder en innovación digital, pone en manos de los trabajadores rurales una herramienta revolucionaria que los ayuda a procesar datos de campo desde un teléfono móvil, una tablet o una computadora. La simpleza de su uso y la agilidad para almacenar y buscar información son virtudes que hacen de esta plataforma digital un instrumento único.

Field View también utiliza imágenes satelitales que advierten sobre potenciales amenazas de enfermedades, plagas, malezas o inundaciones. Además, se destaca por una tecnología colaborativa que recopila datos aportados por productores, asesores, distribuidores y empresas de maquinaria agrícola para nutrir la plataforma con información dinámica y actualizada.

Herramientas digitales de este tipo son la solución para productores que buscan practicar modelos agrícolas eficientes y precisos, especialmente para aquellos más jóvenes, que conviven con gran naturalidad con la tecnología. La generación millenial representa cerca del 30% de la población mundial y, con su perfil ultra tecnológico, está contribuyendo a moldear el presente y el futuro de la agricultura. Un buen ejemplo del interés y de la influencia que las nuevas generaciones tienen en el sector es el éxito del Youth Ag Summit, el foro global organizado por Bayer en el que participan jóvenes de 18 a 25 años comprometidos con la agricultura sustentable y con la seguridad alimentaria del planeta. La próxima edición de este encuentro se realizará en Brasilia entre el 4 y el 6 de noviembre.

Congresos, foros y encuentros internacionales como este nos ayudan a comprender cómo personas con lenguajes, costumbres y culturas diversas usan las bondades de las nuevas tecnologías para solucionar problemas en el entorno rural. Un ejemplo llamativo: en Kenia, autoridades locales crearon un sistema de mensajes digitales para alertar a productores rurales acerca de la presencia de elefantes, que con su paso pueden destruir campos enteros de cultivos. Gracias a esta tecnología, los elefantes son inducidos a tomar otras rutas y, de esta manera, se evitan daños irreparables.

La colaboración entre diferentes actores del mundo rural es fundamental para que la agricultura digital siga transformando la forma en que producimos y comerciamos materias primas. Con la participación de productores, organizaciones, empresas y gobiernos podemos concebir sistemas cada vez más modernos y precisos. La agricultura del futuro la hacemos juntos.